domingo, julio 16, 2017

Esta noche descubrí el guión.

El secreto es la calma.

El compañerismo en la desaprobación.

Hay algo que sí y algo que no.

El rompecabezas forma la pieza faltante y la coloca lejos.

Si al ubicarse sigue ahí, nada tiene sentido.
Si no desaparece, es que nunca existió.

Pero el rompecabezas está y es real.

Las piezas están y son reales.

Las distancias no, por eso el capricho es posible.