miércoles, junio 14, 2017

Otra vez la gata cazó una rata...

Me desperté exaltado, el tamaño del roedor era imponente. Sus cabezas sostenidas en el mismo valor de Y. ¿Alguien mordía a alguien? El sueño ya no era tal.


No hay comentarios.: