domingo, marzo 01, 2015

Llega, nada.

Cortos sueños me atraviesan.
Mi mañana se convirtió en las cinco.
A partir de ese momento inicio.
Las imágenes empiezan y fulminan.
Manipulación de los contenidos.
Si preciso continuar, continúo.
Aguardo próxima comunicación desde la base.
Nada llega.

Me dibujo manejando la máquina.
Nada llega.

Intento esta vez con otra forma.
Algo llega.
¡Error!, nada llega.

Me voy tropezando con el modal pre-establecido.
Nada llega.

Desintegrado permanezco, ya que mis membranas contenedoras dejaron de confabular con el aire.
Nada llega.

No hay comentarios.: