lunes, octubre 05, 2009

pidió su té con miel

la mirada lasciva

ordenó junto al brebaje

una experiencia entretenida

mientras sumergía su lengua

la bebida preparándose

se formaba en la caída

de su lengua en la bebida

el desprendido néctar

inundando la pureza

boca hirviendo

comprendiéndo el peso