miércoles, abril 15, 2009

un tatuaje a medio hacer

eso y la vuelta hacia atrás,

chocándome la cabeza contra la pared

es tan viejo que seguro cae en el cliché

no me causa este cadaver exquisito

me vi en la película

¿cuánto dura una mujer sin piropos?

lo que tarda el agua en escupirle al aceite

de seguro el cuerpo toma de rehén

sus dientes

el deseo hasta el fondo

subirme a tu espalda,

agarrado desde tus hombros

viajando por tu boca

me caigo y me levanto

de tu resbaladizo sexo

y mis dedos