domingo, septiembre 28, 2008

amargo y atado el sol

quebrado por dentro el sol

vestido de rojo, el sol

mirando pa' rriba, el mismo

borracho de oscuro, sólo el

cien metros llanos quería

se reía del cine que lo contemplaba

hasta que el hipertexto lo emocionó

se creyó director

hasta creyó en dios, sumó

restó y no dividió

fué sol el sol

reinando solo su cuadra

hasta la esquina de aquella galaxia

pero hoy se apagó, el sol

era algo esperable,

el combustible imperante

en ésta economía...

se acabó.
mentí conmigo el arte

helarte no es mi juego

mi arte es no tratarte

por eso es que me muero

me muerdo y te defino

entre algún otro sueño

pero como no me involucro

en tres segundos, muero

mi arte no es tratarte

no es robarte ni eso

helarte la cintura

yo sueño entre los muertos

los mil millones y uno

los seis millones y muerdo

unos labios mojados

porque la lengua es de fuego

mentirte no es mi arte

engañarme es mi juego

crear escenas móviles

perder memoria del sueño

se escapan de esa línea

porque no gustan cuero

no gustan cuero nunca

perla de la percepción

rincones ocultos del miedo

el miedo mismo confabula

el ataque menos intenso

creando hilos y atando

perpendiculares al deseo

cuando ambos DOS se cruzan

reinventan cero y uno

big bang de mitos rotos

clavando tus recuerdos