lunes, mayo 12, 2008

recuerda que tu cuello al paso del aire
purifica la parte de adentro exagera
y bueno tal vez como aún yo no quiera
y no querer suplica excusas quebrantes
descuido la presa una vez y tras otra
y otra vez y otra también, se renueva
rogamos querer reforzar nuestros unos
bajamos subimos entre ramas chuecas
no importa chocarse cuando esa es la gracia