domingo, marzo 02, 2008

Despertame... sí, despertame. Despertame cuando quieras si querés.
Despertate y si querés poné a preparar mi desayuno... mirá, te canto:

a mi me gusta... a mi me gusta... me gusta que... que... ya sé!, pará.

el sabor es... 1 2 3 4 ya, el sabor es a piel, es a tu piel, el sabor es a tu piel lo que... vamos de nuevo.

sabor melón te quiero, sabor melón te quiero, sabor melón te quiero... suena convincente.

- Mirá... entendé esto que te voy a decir: yo te quiero de melón. Y no me importa si fruta de por medio intentás hacer cambiar mi opinión. Mi decisión está tomada, es melón.
Tiene que ser melón.

Y listo, porque ahora sos melón. Eso explica la mezcla del sabor, ese "si y no" y este "qué se yo".
¿Porqué no me ayudás a cortarte en partes así me es menos complicado comerte? Es que así te ves tan inalcanzable que prefiero no abordarte de una,

sos peligrosa fruta porque tu forma te protege.