lunes, enero 21, 2008

el sueño comienza acá

cesped y una noche

las nubes corriendo mi pensamiento

tu pelo atrapando la cintura

y la lluvia rota entre bocas de fuego

regala rocío en un golpe de suerte

y empapa dos labios que roban

un cuerpo desnudo y cenizas

en tu boca, de mi cuerpo

un peso muerto en tu espalda

dos pesos muertos en la cama

mano pesada entre tus piernas

pasada de arabescas formas

pensada por que da sus pasos

al compás de sus pensamientos

tan obvios son estos que ahora

me envuelvo y al tomarte del beso

te arropo al borde del río

al borde de la misma ola

bailando en una lenta forma

marcando la coreografía

en esta larga alegoría

- Ficción en virtud de la cual algo representa o significa otra cosa diferente -

te muerdo los labios y todo

este juego de roces malditos

no acaba ni al abrir los ojos

no acaba a la luz del día