viernes, febrero 29, 2008

Cuerpo cuerpo abogado del diablo y sentido de las sombras
Marcando diferencias entre la conciencia y la muerte
Cuerpo tibio, suave y adictivo como un camino q me lleva a donde quiero
Y lo q quiero es llegar a tu ombligo
Tu centro: yo se que controla todo lo que sentís desde adentro
Mueve tu cuerpo al compás de la mezcla de tu lengua y mi pecho
El cual late sin parar al sentir q te acercas lentamente y seguís rozando mi cuerpo
Con tu tibia y cálida lengua que se pierde por mi cintura
Me separa las piernas el guiño de tus nuevos besos
Rompe mi anterior pose el presentir tus movimientos
Se quiebra y yo también porque no puedo contenerme
Y abro sin pena solo quiero seguir sintiendo tu calor y sudor en mis pechos
Se ponen erguidos de tanto placer cuando sienten nuevamente
Tu curiosa lengua que ahora los recorre tan tímidos tan deliciosos
Mi lengua cae dejando la fugaz estela por el centro de tu cuerpo, y te marca
Con el correr del aire, del remolino, del fuego, se estremece tu cuerpo
Curvándose, abriendo, cerrando, queriendo comerse y meterse,
Mezclarse con tu propio cuerpo, comerte en el mismo juego
Y lo hace... me sumerge a un audaz juego... ella se desliza
Con movimientos suaves y por momentos bruscos,
Producen cosquillas, hormigueos de placer,
Que me hacen vibrar y desequilibrar tanto es así que siento que pierdo el control
Y las pupilas de mis ojos no saben hacia donde ir, se expanden, se contraen
Dejame encender (aun más de lo que está) tu sexo escondido detrás de la ropa
Sentir tu piel desnuda besando mi boca y mi inocente lengua...
Inocente que se convierte en perversa porque desnuda mi ser,
se entromete entre mi blanca y casta ropa interior
Quiere sentirme y yo la dejo, porque me dejo ser
Ella puede darme placer con sus sabios movimientos y yo me entrego
Y nuevamente su cálida temperatura que me hace temblar aun más
No espero más y la bajo, estás casi completamente desnuda... miro tus labios
Beso tus labios... los siento hirviendo, transfiriendome la energía que emanás
Humedeciendo mi boca e impregnándome con el aroma tan puro que desprende
Ya no tengo temores, siento el desenfreno, el frenesí
(esa explosión de placer que va desde la cabeza hasta los pies)
Luego me relajo y quedo completamente floja, relajada... y comienzo yo a besarte
Y que vos también me sientas, y puedas llegar a la misma situación que yo
No hago más que atarte los dos brazos con una soga por detrás de la espalda
Te hago permanecer parado y procedo a comenzar mi ritual
Te aprieto más fuerte y te pido que sólo te concentres en mi, mis manos te recorren
De los pies hasta tu boca, se acerca la mía a la tuya y nos perdemos en un beso
Un beso tímido y pasional... pero no termina ahí porque decido bajar por tu frágil cuello
Acaricio con mi lengua tus clavículas tan varoniles...
Mi boca baja a la altura de tu pecho, pero mis manos se adelantan a mi lengua
Vos entendés mis intenciones y eso te estremece, yo te pregunto porqué, vos me intentás comer
Y lo logras... me devorás, mordés mis labios muy fuerte...
Tanto es así que te das cuenta y decidís cambiar mi boca por mi ombligo
Pero ya no es fuerte, es suave, es majestuoso...
Pero yo vuelvo a dar vuelta la situación y tomo el control...
Mi mano que antes amagaba, ahora ataca... se esconde dentro de tu boxer
Y como una experta manipuladora toma tu sexo desde la base...
Comienza a hacer movimientos sobre él
Si, son algo bruscos pero se que te gustan... subo y bajo rápida y lentamente
Luego, subo mi mano, acaricio tu pelvis y los bellos de tu abdomen
Bajo de golpe llevándome con mi mano tu ropa interior... simplemente te desnudo
Y con el impulso de mi movimiento mi cuerpo baja, todo mi cuerpo...
Mi cintura y mis hombros acompañan... mi cabeza baja, tu ropa interior baja
Estás desnudo, al igual que mi boca a la altura de tu sexo...
Mi boca se posa en él, se despliega mi lengua y sentís un masaje,...
Mis labios tersos y suaves sienten tu calor y vos el mio...
Rodeo tu sexo suavemente con mi lengua que baila una danza exótica...
Entro tu pija entre mis labios al mismo tiempo que cierro mis ojos para sentirla
Aunque tus ojos estén cubiertos por la tela que los rodea, puedo sentir como tus ojos también se cierran
Te estremeces porque te encanta sentirme, lo se, lo veo a través de tus movimientos,
Lo siento por tus latidos que se aceleran más y más en cuanto yo agito
A mi ritmo y con mi boca... acompaño con mis manos
De un momento a otro intento unirme a tu ritmo a otro nivel y ataco...
Con un movimiento que te sorprende completamente, acerco mi mano derecha hasta tu culo
Mi mano izquierda por el otro lado se escapa hasta tu sexo
Y se sincronizan perfectamente en caricias y movimientos circulares...
Sorprendida no puedo contener por más tiempo mi culminación me concentro en mi placer
Caigo de nuevo a tu merced, contraigo y relajo mi pelvis hasta cubrirme en una sensación de éxtasis absoluta... pero al caer, sin darme cuenta, quedo indefensa... mi cuerpo inmóvil yace en el piso...
Es entonces cuando me desato la venda y te cubro el cuerpo en un abrazo gigante... pero al terminarlo quedo estratégicamente ubicado detrás tuyo...
Te pongo las rodillas contra el piso y levanto tu cola al tiempo que separo tus piernas...
Estás demasiado espectante a mi próxima acción y no me hago esperar un segundo más...
Sin embargo, antes que nada, paso mi dedo índice por tu sexo para comprobar tu calor...
Y me sorprendés penetrándome tan erguido tan fuerte, decidido y yo me sigo dejando llevar por tus justos movimientos y sigo extasiada y disfruto del abrazo de la venda q es tersa suave como tu piel también acaricias mis pechos y besas mi cuello con la gran protagonista, tu picara lengua...
Se vuelve salvaje el ritmo de nuestros movimientos porque se me ocurre tomarte los pechos, uno con cada mano, el cuello todo para mi boca, nuestras cinturas encastradas, nuestras piernas pegadas, los vaivenes tan juntos, y tu sexo tan lleno con el mio...
Mi manos se entrelazan con tus brazos caminan por tu espalda y al no poder medir el placer rasguñan sin querer tu piel y sangras pero no sentís dolor, seguís inmerso en la penetración y tus manos en mis pechos y tu boca en mi cuello seguimos unidos y nuestras palpitaciones cada vez mas rápidas y mas cortas nos anuncian el final...
Empiezan a soplar el aire los gemidos más profundos que juntos compartieron... sus pechos no resisten y juntos, al contar hasta 10 sin planearlo, estallan en el orgasmo más intenso que recuerdan en meses, terminan exactamente cronometrados, acaban deseando que nunca se termine... pero ya es tarde... su fluidos recorren la unión de sus sexos.. y permanecen un tiempo más abrazados así, encastrados, dejando caer los suspiros sobre el otro...

jueves, febrero 28, 2008

Permitite dudar

permitime dudar

dudá del permiso

de la duda

duda, duda (8)

domingo, febrero 24, 2008

Circulo sin problemas por la espalda de tus labios sin tesis porque sólo el instinto me acompaña en el viaje y relajo mis hombros que a estas alturas caminan sin director, ni asistente de dirección, ni nada ni soga siquiera; caen relajados mis hombros y achican mis ojos morados hasta la línea del sueño que al instante me lleva desplomado y dormido por un camino que va en picada hasta el fin de la conciencia.

- Te abandono por unas horas y espero recobrarte relajada porque así te quiero, te quiero suave y lista para la acción, te quiero lúcida y feroz para moldearte a mi voluntad. Ahora prometeme que vas a reposar, que vas a ignorar todo lo que suceda frente a tus ojos... que vas a apagarte, vas a dejar de sentir y le vas a ceder el paso a tu sensual compañera... ella si que sabe ponerle sal a la nada.

Dos colores me tocan la nuca, dos caminos que se funden en sus puntas y, como un balde de hielo en el cuello, me llaman la atención hasta que finalmente les hago caso. Les hago caso y los sigo por el puente que tienden hasta la otra orilla... me dan la mano para facilitarme la llegada y preparan un cómodo asiento donde recostarme a sentir.
Estos seres se encargan de invocarme a ser parte de su grupo, no veo más que una selva de cuerpos como hojas estirandose desde sus troncos intentando rozarme la piel y más brazos que juegan a alcanzarme a la vez que se posan primero en mi cuello.
No los vuelvo a ver, de un momento a otro mis ojos se cierran sin pedirme permiso, pierdo el primer sentido... el que menos me preocupa.
La verdad es que sigo paciente hasta el próximo desanudamiento.

Pero no se hace esperar y a los pocos segundos siento las dos manos de una mujer evanescente... cumple con su misión y vuela... roza mis orejas y se deshace de mi 2do sentido.

Quedan activos los tres sentidos más profundos:
el olfato (te siento), el tacto (rozo tus lineas) y el gusto (te pruebo).
Me siento libre y los fusiono sin orden, los mezclo desde su raíz y reformulo sus escencias.
Ninguno de los tres son como se los conocía... ya no gozan de su gracia.
Sin embargo, sacrificaron su razón de ser para formar en comunidad algo más abarcador, más concreto y completo.
La descripción se hace imposible, trato de bocetar una lejana idea y queda plasmada esta forma llena de instinto.