viernes, septiembre 28, 2007

Es belgrano el escenario perfecto de la vida malograda entre pastillas de soledad y ternura anti-age.
Es belgrano en donde una lic. (liciada) en silla de ruedas pierde sus segundos cotidianos sobre lo más vano del universo de objetos.
El balcón vacío se confunde con la acera vendida a capitales extranjeros sin mala intención.
Un jogging de instituto expensivo decora la adrenalina del barrio con más (menos) jerarquía (de cartón), menos (más) videntes (antes-ojos) y el tercer ítem de oro sólido.
El universo no es enorme, lo que pasa es que nuestro panorama es ínfimo.
El universo no se va a expandir significativamente, pero nuestra visión de insecto nos puede llegar a sorprender.
Dentro de nuestro plano actual, el universo no puede ser más enorme.
Podemos ser tan enormes como el universo.
Podemos redefinir el universo.
Lo más valioso que me enseñaron es que "universo" es el límite de lo conocido.
La ignorancia y el saber se redefinen todo el tiempo.
Los sentimientos son materia como todo lo demás?
La experiencia es materia como todo lo demás?
Si el amor es ceguera y un pañuelo es ceguera y el pañuelo es materia y el amor experiencia, comprar amor es posible, crear amor es posible, perder amor es posible, permutar experiencia también, descocer amor también... como hay pobres creando zapatillas para ricos, de ricos momentos se alimentan estos perros amores [SIN FIN]
Incomprensible y personal, es el secreto y el misterio el creador de contrastes.
Son los contrastes los que nos le gusto al escenario, y es el escenario una circunstancia, experiencia y materia del todo creador.