martes, agosto 28, 2007

esa certeza que te aborda por completo es el punto inicial de miles de sensaciones falsas que te van a ayudar a creer en un horizonte cercano, en una idea redonda aproximándose.
la certeza te engaña, te toca el hombro por un lado y se escapa por el otro.
la certeza no existe por más ilusión que percibas.
tenés que cerrar los ojos bien cerrados y encontrar colores en el negro.
creo yo que la primer certeza está en ese universo de sensaciones que te entrega la nada.
la potencialidad de generar vida es la mayor virtud de la nada. la única y suficiente.
ese es otro punto importantísimo... ser suficiente.
bastarse a uno mismo e ignorar el neón violento es la prueba máxima para avanzar.
y cuando digo avanzar me refiero hacia arriba y en círculo.
y cuando digo máxima me refiero a que por más que busque no encuentro un objetivo más completo.