martes, julio 03, 2007

Debo decirte que mi nombre va a quedar guardado dentro tuyo. Penetrándote en cada pensamiento y robando cada suspiro que logre escapar de tu boca.

No solías dejarlos ir.

Te reconozco callada en la infinidad de mi cuerpo, siempre hallándome, en cada centímetro besándonos.

Estabas dormida y amanecí en tu sueño.

En el sueño vos despertabas mientras yo tenia los ojos cerrados, y te aprovechabas de la situación.

Tu mano sobre y en mi bóxer buscando quien sabe que tocando quien sabe que besando quien sabe que comiendo prácticamente todo.

Devorándome mientras la masturbo con mi boca.

Devorándome cuando se sienta sobre mi. Hundiéndola toda.