domingo, junio 10, 2007

Todo ha de ser nombrado, y cuando digas su nombre la cosa será, porque el cielo es azul y el piso es duro porque alguien lo dijo, y no sería asi si no existiese la voluntad de mencionarlo
salgo a caminar por las calles del abismo, y, sin final, me deslizo por la ruta del olvido hasta alcatraz. nunca llego a la carcel porque no olvido, ni en sueños, que la pasividad es la herida más grande y la verdad arde horrores.