miércoles, mayo 30, 2007

el caos es menos cursi y, por lo tanto, más atractivo