miércoles, marzo 28, 2007

Bienaventurado sea quien usando un cotonete en su oreja llega a una serie de multiorgasmos.