martes, agosto 28, 2007

esa certeza que te aborda por completo es el punto inicial de miles de sensaciones falsas que te van a ayudar a creer en un horizonte cercano, en una idea redonda aproximándose.
la certeza te engaña, te toca el hombro por un lado y se escapa por el otro.
la certeza no existe por más ilusión que percibas.
tenés que cerrar los ojos bien cerrados y encontrar colores en el negro.
creo yo que la primer certeza está en ese universo de sensaciones que te entrega la nada.
la potencialidad de generar vida es la mayor virtud de la nada. la única y suficiente.
ese es otro punto importantísimo... ser suficiente.
bastarse a uno mismo e ignorar el neón violento es la prueba máxima para avanzar.
y cuando digo avanzar me refiero hacia arriba y en círculo.
y cuando digo máxima me refiero a que por más que busque no encuentro un objetivo más completo.

domingo, agosto 26, 2007

a ver "Sr. Juez"... intente descifrar mi concepto de raíz a punta
trate de darle lógica a esta perdida de sentido tan inminente
presentarse no
presentarse mejor después
presentarse para que?
quién quiere ser el que fue presentado
y jugar a seguir su linea de coherencia ya dicha y hecha
es la cárcel esa, es la cárcel

sábado, agosto 25, 2007

Ya me olvidé qué te iba a escribir en la piel y me permito tenerte tan cerca de la boca ¿Por qué el motivo se pierde y el guión se diluye?. Nada tiene sentido todo está acá tan puesto en escena. Estás, cuando te tengo y si te tengo, estás acá sin estarlo.
Si desaparecés es por tú última razón : la de no poder soportar el sudor de mis manos sobre los surcos de tu vientre inquieto; si desapareces es por no poder soportar esa alocada respiración que mi cuerpo produce cuando te siento y absorbo, cuando te bebo y me bebes.
El telón se ha bajado y las luces disminuyeron.Solo quedamos nosotros, ausentes, entre la presencia de lo vivido y las ilusiones de lo deseado pero estamos jugando a tocarnos con los ojos y a mirarnos con las manos. Estamos jugando la aventura de lo prohibido entre unas sábanas prestadas y un colchón que se despedaza por el peso de los recuerdos.

Es que el tenerte y no hace que todo sea tan perfecto como este texto que todavia no ha encontrado el camino exacto hasta ese punto que me haga explotar a tu lado teniendote y no...

domingo, agosto 19, 2007

Estás pervirtiendo el aire con tu sexo desnudo.
La esencia se escapa y mis ojos se pierden en ese momento.
Mi lengua se desprende del cuerpo mio al cuerpo tuyo.
Te abrazo hasta ganar territorio vital.
Tengo tu respiración atada a la mía.
Cae tu boca hasta mi cintura si quiere.
No hay hechizos, no hay conjuros.
Natural es todo lo que ocurre ahora.
Desde la savia de tu cuerpo enredadera.
Hasta la sangre de tu carne tan caníbal.
Vas teniédonme y tiñéndome a tu merced.
Sin embargo los colores desfiguran.
A pesar de que nada de esto es un sueño.
Nos obliga a olvidarnos de las formas.
Nos conduce a unirnos tan profundo.
Nos retiene en un segundo tan robusto.
Que casi toda la poesía se hace nada.
Que todos los recuerdos del pasado.
Se unen, uno a uno, hasta el ahora.
Se unen sin tener que demostrarlo.

domingo, agosto 12, 2007

Recostada así tan boca abajo como estás, con los pies tan descubiertos, con tus tobillos adornados por cintas, con esa remera negra que esta debajo de tu buzo blanco, con tu pelo totalmente despeinado, con tu brazo izquierdo haciendo de almohada, con esa pollera de jean tan corta cubriendo casi nada, con el viento de mis ojos descubriéndola y encontrándome con tu ropa interior blanca tan blanca y ajustada, tan metida hacia adentro, tan en pose, tan en celo, tan aguardante a mi ataque, tantas expectativas se me presentan, tantas fantasías se dibujan, y acabás de levantar tu cabeza y tu culo es ahora más que un objetivo y te tengo tan acá, tan entre mis labios, tan entre mis brazos y tan así, tan entre mis dedos tu ropa cayendo, tan velozmente bajando (sin tomar ninguna precaución) tan a la deriva, tan acá, tan cerca de mi piel, tan encima mío, tanta boca tuya, tan mojada, tantos labios articulándose, tanta improvisación, tanta ropa tuya (y ropa mía) por todas partes, tan adentro tuyo por momentos y mi lengua te tiene.
Y cuando mi lengua te tiene, te absorbe y te enseña, te quiere y te retiene entre mis besos, te come y te acaricia tan ligero, tan profundo y tan sincero, tan entre tus labios, tan entre tus piernas, tan entre tu boca, tan entre tus sueños.
Mi mano se desliza por tu cuerpo y tenerte tan cerca no deprime, tener mi mano dentro de tu pose, tener que acariciarte tan caliente y tener que separarlas tan despacio.
Tenerte tan para mí, tan entregada, tan a mi voluntad, tan para todo, tan mojada por los besos, tan abierta a mi juego y toda toda recubierta de ese resplandor que acá me tiene, tocándote tantas veces (tanto tiempo), tanto minuto invertido en tu rincón, tan fuerte el deseo que me obliga a verte tan mía, tan de nadie y tan desnuda.
Desnuda esta mi boca sin tu boca, mi piel no es nada mas que territorio preparado a tus ordenes, espectante, a la posible voluntad de tu pensar más sucio y descocido; más ahí.